Restricción de líquidos, cuidados ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

La restricción de líquidos significa que usted tiene que limitar la cantidad de líquidos que usted ingiere cada día. La restricción de líquidos es necesaria si su cuerpo está acumulando agua. Esto se conoce como la retención de líquidos. La retención de líquidos puede causar afecciones médicas, como un daño al tejido y a los vasos sanguíneos e inflamación a largo plazo. Puede ser necesario que tenga que limitar la cantidad de líquidos que usted consume cada día a menos de 1.000 mililitros (mL). Pregunte a su proveedor de salud cuál es la cantidad de líquido que puede consumir cada día.

Consulte con su proveedor de salud al presentar los siguientes síntomas:

Busque atención inmediata o al presentar los siguientes síntomas:

Cantidad de líquido en alimentos y bebidas cotidianas: Los líquidos tanto en los alimentos como en las bebidas deberían ser contados como parte de su consumo limite de líquido diario:

Lleve un registro del consumo de líquidos que ingiere: Mantenga un registro escrito de la cantidad de líquidos que usted consume cada día. Escriba en una libreta la cantidad exacta de líquido en mililitros (mL). Para hacer esto mida la cantidad de onzas que hay en un vaso. Multiplique la cantidad de onzas por 30 para obtener la cantidad en mL. Por ejemplo, un vaso puede contener 16 onzas de líquido. Para obtener la cantidad en mL, multiplique 16 por 30. El resultado total de líquido en este vaso es de 480 mL.

Controle su peso corporal: Pésese a la misma hora todos los días, con la misma balanza cada vez. Anote su peso para que lo compare con los otros registros diarios de su peso. Usted puede estar reteniendo líquido si su peso aumenta más de 2 libras en 24 horas. Si usted tiene una pérdida repentina de peso, usted podría estar sufriendo una deshidratación.

Otras pautas para recordar sobre el equilibrio de líquidos:

Acuda a su consulta de control con su proveedor de salud como se lo indicaron: Su proveedor de salud le puede recomendar que acuda a consulta regular con un nutricionista. Un nutricionista puede ayudarle a crear un plan para obtener la cantidad adecuada de líquido cada día. El nutricionista también puede ayudar a calcular la cantidad de líquido en los alimentos que consume. Escriba sus preguntas para que no olvide hacerlas durante sus consultas médicas

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.