Deshidratación en niños, cuidados ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

La deshidratación es una condición que se desarrolla cuando el organismo del niño no tiene suficiente líquido. El niño podría deshidratarse si no toma suficiente agua o si pierde demasiado líquido. La pérdida de líquido también podría provocar la pérdida de electrolitos (minerales), como el sodio.

Los siguientes son los síntomas más comunes: La deshidratación del niño podría ser leve o grave. La deshidratación leve podría provocar pocos o ningún signo. La deshidratación grave podría hacer que el niño esté muy enfermo. Es posible que tenga uno o mas de los siguientes síntomas:

Busque atención médica inmediata al presentar los siguientes síntomas:

El tratamiento para la deshidratación puede incluir alguno de los siguientes:

Programe una cita con su proveedor de salud de su niño como se le haya indicado: Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.