Sonda nasogástrica

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué necesito saber acerca de la sonda nasogástrica? Una sonda nasogástrica es un tubo largo, delgado y flexible que se introduce a través de su nariz hasta llegar a su estómago o intestino delgado. El tamaño de su sonda nasogástrica dependerá de por qué usted necesita la sonda. Las sondas más grandes se usan para sacar el aire o líquido de su estómago. Las sondas más pequeñas se usan para administrarle alimentos líquidos o medicamentos. Su proveedor de salud le removerá la sonda cuando ya no sea necesaria.

¿Qué sucederá durante el procedimiento? A usted le pedirán que se siente. Un proveedor de salud medirá la longitud de la sonda que será necesaria para llegar a su estómago. Colocarán gel lubricante alrededor del extremo de la sonda para ayudar a que se deslice más fácilmente. Introducirán la sonda en su nariz, bajando por su garganta hacia su estómago. Usted necesitará tragar varias veces e inclinar su cabeza hacia adelante para ayudar a que baje la sonda. La sonda se asegura con cinta adhesiva a su nariz o mejilla para mantenerla en su lugar. Su proveedor de salud la revisará para asegurarse de que la sonda quede bien colocada. Puede que usted necesite de radiografías para confirmar la colocación de la sonda.

¿Qué sucederá después del procedimiento? Podría haber un dispositivo de succión o una bomba de alimentación conectada al extremo de la sonda. Los proveedores de salud revisarán la sonda regularmente para asegurarse de que esté en su lugar. La sonda puede permanecer en su lugar por hasta 8 semanas. A usted lo pueden enviar a casa con la sonda puesta para que así reciba la nutrición que usted necesita.

¿Cuáles son los riesgos de una sonda nasogástrica? Usted podría tener sequedad en la boca o una infección en la nariz. La sonda podría entrar en el lugar equivocado, como en los pulmones y provocar problemas de respiración. Podría haber sangrado, infección, o una lesión donde ha pasado la sonda. La sonda podría salirse de su lugar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.