Enfermedad reactiva de las vías respiratorias

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es la enfermedad reactiva de las vías respiratorias? La enfermedad reactiva de las vías respiratorias es un término que usan los médicos para describir los problemas respiratorios en niños menores de 5 años de edad. Es común que los bebés y los niños pequeños tosan y se les oye un sonido silbante al respirar cuando tienen un resfriado. Podría ser difícil saber si un niño tiene asma, bronquiolitis (un virus que causa inflamación de las vías respiratorias), o reacción inmediata de los bronquios. La reacción inmediata de los bronquios es el estrechamiento rápido de las vías respiratorias de su hijo, por lo que es difícil para él respirar. Su hijo también podría presentar neumonía (infección pulmonar), o simplemente un resfriado. El médico de su hijo podría decirle que su hijo tiene asma inducida por un virus o enfermedad reactiva de las vías respiratorias. Los síntomas de su hijo podrían desaparecer a medida que crece, o puede tener asma, u otro trastorno de la respiración, más adelante en el futuro.

¿Qué aumenta el riesgo de que mi hijo tenga enfermedad reactiva de las vías respiratorias? Su hijo corre un mayor riesgo si:

¿Qué signos y síntomas podrían significar que mi hijo tiene la enfermedad reactiva de las vías respiratorias? Los signos y síntomas de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias son similares al asma. Su hijo podría tener dificultad para respirar. Es posible que tosa frecuentemente o que produzca un sonido silbante al respirar. Los signos y síntomas de su hijo podrían empeorar cuando está enfermo, o cuando hace ejercicios. Estos podrían empeorar cuando está alrededor de animales, insectos o moho. Los cambios climáticos, el polen, el humo, el polvo y los productos químicos podrían empeorar los síntomas. Su hijo podría empezar a toser o tener jadeos, si se ríe fuerte o llora mucho. Sus signos y síntomas podrían aparecer sólo en la noche, o podrían ser peores en la noche, e incluso causar que su hijo se despierte. Su hijo podría tener cualquiera de los siguientes:

¿Por qué son comunes los síntomas de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias entre los niños? Mientras que el sistema inmunológico (capacidad para combatir infecciones) de un niño pequeño se desarrolla, él es menos capaz de combatir los resfriados y otras enfermedades. Los síntomas de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias pueden ocurrir debido a la inflamación de las vías respiratorias. Las vías respiratorias de un niño son pequeñas y estrechas, lo que hace fácil que se llenen y se bloqueen con mucosidad. Estos factores hacen que sea difícil que los médicos sepan qué está causando los síntomas de su hijo, o la mejor manera de tratarlos.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad reactiva de las vías respiratorias? Los médicos le preguntarán acerca de los síntomas de su hijo. Infórmeles si los síntomas de su hijo empeoran cuando está cerca de los animales domésticos, o el humo. Infórmeles si los síntomas empeoran en la noche, o en el aire frío. Infórmeles si su bebé gruñe o chupa mal cuando se está alimentando. Si su niño mayor tiene que faltar a la escuela, se siente enfermo a menudo, o está demasiado cansado para hacer ejercicios, informe a los médicos. Su hijo podría necesitar uno o más de los siguientes exámenes para determinar la causa de sus síntomas:

¿Cómo se trata la enfermedad reactiva de las vías respiratorias? Los médicos podrían tratar los síntomas de su hijo con medicamentos. Ellos podrían darle seguimiento a medida que crece para ver si sus síntomas desaparecen. Su hijo podría necesitar usar medicamentos todos los días o sólo cuando sea necesario. Él podría necesitar uno o más de los siguientes tratamientos:

¿Qué puedo hacer para prevenir que mi hijo tenga la enfermedad reactiva de las vías respiratorias?

¿Cuáles son los riesgos de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias? Los bebés y niños pequeños que tienen enfermedad reactiva de las vías respiratorias se encuentran en un mayor riesgo de una reacción inmediata de los bronquios a medida que crecen. Esto es cuando las vías respiratorias reaccionan rápidamente a los causantes estrechándose o cerrándose. Si su hijo tiene síntomas severos de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias, se encuentra en un mayor riesgo de sibilancia y asma constante. Su riesgo de problemas pulmonares de adulto es también mayor. Si su hijo tiene asma, es posible que necesite usar medicamento a menudo o todo el tiempo. El medicamento podría tener efectos adversos. Podría hacer que su hijo tiemble, se ponga ronco, o nervioso. Él también podría tener un dolor de cabeza, malestar estomacal, o dolor de garganta. Sus pulmones también podrían no crecer como deberían. Los bebés o los niños pueden dejar de respirar si sus síntomas empeoran. Hable con su médico acerca de estos riesgos.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo? Llame a su médico si:

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata? Busque atención médica inmediata o llame al 911 si:

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.