Herpes zoster

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es herpes zoster? Herpes zoster (HZ) también se conoce como culebrilla. Es una infección causada por el mismo virus que provoca la varicela (virus varicela-zoster). Después de contagiarse con varicela, el virus permanece en su cuerpo por varios años sin provocar ningún síntoma. HZ ocurre cuando el virus se activa nuevamente. Una vez que se activa, el virus viaja por un nervio a su piel y provoca sarpullido.

Shingles

¿Cuáles son los signos y síntomas de herpes zoster? HZ usualmente comienza con dolor en la espalda, pecho, cuello o rostro. Luego, un sarpullido se desarrolla en la misma área. El sarpullido usualmente se encuentra en un lado de su cuerpo solamente. Usted podría sentir picazón o dolor donde se presenta el sarpullido. El sarpullido comienza como puntos rojos que se convierten en ampollas llenas de líquido. Las ampollas usualmente crecen, se llenan de pus y forman costras después de varios días. Usted también podría tener cualquiera de los siguientes:

¿Cómo se diagnostica la herpes zoster? Su médico le hará preguntas acerca de sus signos y síntomas. Comuníquele a su médico si usted ha tenido varicela. Infórmele también si ha estado cerca de una persona infectada con varicela o herpes zoster recientemente. Infórmele si ha estado expuesto a cualquier persona enferma. Usualmente su médico puede determinar si usted sufre de HZ al observar la apariencia del sarpullido. Es probable también que examine raspaduras de la piel o líquido en sus ampollas.

¿Cómo se trata la herpes zoster?

¿Qué aumenta mi riesgo de herpes zoster?

¿Es posible que yo pueda trasmitir el herpes zoster a otras personas? Es posible transmitir el virus a una persona que nunca ha tenido varicela. Una vez expuesto al virus, esta persona puede contraer la varicela, pero no culebrilla. Es posible transmitir el virus a otras personas mientras tiene el sarpullido. El virus se transmite por contacto directo con el líquido de las ampollas. Por lo general, no es posible transmitir el virus una vez que se sequen las ampollas.

¿Cuáles son los riesgos de herpes zoster? Sin tratamiento, HZ podría provocar problemas en los ojos como caída del párpado o ceguera. Es posible que conduzca a una infección cerebral o un derrame cerebral. HZ también puede causar daño al nervio y esto puede conducir a espasmos, mareos o pérdida del sabor, y audición. Las ampollas podrían dejar cicatrices o cambios en el color de la piel. HZ podría causar dolor después que desaparezca el sarpullido. También podría llevar a problemas para mover partes de su cuerpo.

¿Cómo puedo cuidarme? Mantenga el sarpullido limpio y seco. Cubra el sarpullido con un vendaje o ropa. No utilice vendajes adhesivos. Estos pueden irritar la piel y prolongar el sarpullido.

¿Qué puedo hacer para prevenir herpes zoster? Si usted tiene más de 50 años de edad, es posible que le administren una vacuna para facilitar la prevención de la culebrilla. Pídale más información a su médico acerca de esta vacuna.

¿Dónde puedo conseguir más información acerca de herpes zoster?

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico? Comuníquese con su médico si:

¿Cuando necesito conseguir atención médica inmediata? Consiga atención médica inmediatamente o llame al 911 si:

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.