Contusión en niños

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es una contusión? Una contusión es un moretón o magulladura que aparece en la piel del niño después de que se ha lastimado. Se produce un moretón cuando se rompen los vasos sanguíneos pequeños, pero no se rompe la piel. Cuando esto sucede, la sangre de los vasos sanguíneos gotea a los tejidos cercanos, como los tejidos blandos o los músculos.

¿Qué causa una contusión? Un objeto duro o un esguince muscular puede dejar un moretón en la piel del niño. Si el niño se tuerce la rodilla o el tobillo, se le puede amoratar el hueso. Puede que al niño le salga un moretón cerca del sitio donde le sacaron sangre para hacer análisis médicos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una contusión?

¿Cómo se diagnostican las contusiones? Es posible que el médico del niño le pregunte si el niño ha tenido alguna lesión, infección o problemas de hemorragia. El médico del niño revisará la piel del área lesionada. Es posible que le toque la piel para comprobar dónde le duele. Puede que le pida al niño que le muestre dónde le duele más. Puede también que compruebe si el niño tiene algún problema cuando mueve el área amoratada. Es posible que hagan alguno de los exámenes siguientes al niño. Puede que le administren un medio de contraste antes de hacerle los exámenes para que las imágenes sean más claras. Informe al médico si el niño ha tenido alguna vez una reacción alérgica a un medio de contraste

¿Como se tratan las contusiones? El tratamiento para el moretón del niño dependerá de la gravedad del mismo y del lugar del cuerpo donde se encuentre. El tratamiento podría incluir lo siguiente:

¿Qué puede ayudar a sanar la contusión del niño?

¿Cuáles son los riesgos de una contusión? El dolor causado por una contusión puede durar meses, o incluso años. Una contusión puede resultar en un hematoma (inflamación llena de sangre) dentro del músculo. Un hematoma puede resultar en una condición grave que se conoce como síndrome compartimental. Se trata de un aumento de la presión dentro del músculo que aprieta los nervios. Es posible que el niño sienta dolor y no pueda mover el músculo que se lastimó. Un moretón muscular también puede causar un crecimiento en el músculo lesionado. Como consecuencia, es posible que al niño se le dificulte mover esa parte del cuerpo. Una contusión muscular puede provocar rigidez y dolor en las articulaciones. Puede que el niño tenga dificultad para mover el área lesionada debido a la inflamación. Si el niño no recibe tratamiento, es posible que la contusión sane más lentamente o que no sane por completo.

¿Cómo se puede prevenir una contusión?

¿Cuándo debo comunicarme con el médico del niño? Comuníquese con el médico del niño si:

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata? Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.