Skip to main content
Está aquí: En Español > Temas de salud    
 

English version 


Maltrato infantil - abuso sexual

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es el abuso sexual? El abuso sexual de un niño sucede cuando una persona ha tenido contacto sexual con cualquier persona menor de 18 años de edad. El contacto sexual incluye besos que no son apropiados, exposición de los genitales a un niño, acariciar el área genital de un niño, enseñarle materias sexuales o emplear la fuerza para tener relaciones sexuales. La explotación sexual, la cual incluye prostitución infantil y pornografía, también se consideran como abuso sexual. Los padres, guardianes, familiares, padres adoptivos o cualquier persona encargada del cuidado de un niño podría ser responsable del abuso sexual.

¿Qué aumenta el riesgo para abuso sexual? La pobreza, la violencia o las condiciones de hacinamiento o de vida podrían ser una de las razones por las que ocurre el abuso sexual. Las siguientes son otras causas y posibles condiciones que podrían aumentar el riesgo de que el niño sufra abuso sexual:

  • Riesgos relacionados al niño:

    • El niño tiene 6 años de edad o menos.

    • El niño tiene problemas de aprendizaje o memoria.

    • El niño sufre de una condición de largo plazo o tiene necesidades especiales.

    • El niño no tiene familiares o amigos que puedan cuidarlo.

  • Riesgos relacionados con las personas alrededor del niño:

    • El niño tiene padre o madre soltero (a) o adolescente.

    • Alguien alrededor del niño bebe alcohol o usa drogas ilegales.

    • Alguien alrededor del niño tiene antecedentes de violencia familiar, como abuso físico, sexual u otro tipo.

    • Alguien alrededor del niño sufre de un trastorno de personalidad, depresión u otra enfermedad mental.

    • Alguien alrededor del niño tiene estrés debido al trabajo o problemas económicos.

    • Alguien alrededor del niño no tiene conocimiento acerca del desarrollo normal de un niño.

¿Cuáles son los signos y síntomas del abuso sexual? El niño podría actuar de manera extraña o distinta, realizar cambios de conducta, humor o tener problemas para dormir. Podría sentirse deprimido, temeroso o expresar conductas sexuales que no son adecuadas para su edad. Es probable que un niño que ha sido abusado sexualmente, también este sufriendo de abuso físico. También podría presentar cualquiera de los siguientes:

  • Rasguños, moretones o marcas de mordidas

  • Marcas de los objetos utilizados para inmovilización como cinturones, cuerdas o cables eléctricos

  • Cortes o cicatrices en el área genital

  • Dolor o dificultad para orinar o realizar una evacuación intestinal

  • Dolor o picazón en el área genital

  • Llagas, protuberancias o ampollas pequeñas en el área genital

  • Sangre o secreción proveniente del área genital

  • Manchas en la ropa

  • Embarazo

¿Cómo se diagnostica el abuso sexual? El médico examinará el cuerpo del niño cuidadosamente para detectar lesiones provocadas por el abuso. Es posible que le pregunte al niño si alguien le ha besado, acariciado, forzado a tener relaciones sexuales o fotografiado desnudo. Los médicos podrían pedirle también que identifique al abusador y preguntarle por cuánto tiempo ha sido abusado. El niño podría requerir cualquiera de los siguientes exámenes:

  • Los exámenes de sangre y orina podrían mostrar si el niño tiene alguna infección de transmisión sexual, otras infecciones, lesiones físicas en un órgano o embarazo.

  • Un cultivo y examen de frotis es una muestra de secreción vaginal que es examinada para detectar infecciones de transmisión sexual.

  • Los exámenes forenses podrían ser realizados para examinar hebras de cabello y muestras de manchas o secreción de la piel, ropa, una cobija o el lugar donde el abuso fue ocasionado.

  • Un exámen pélvico o rectal podría mostrar cualquier lesión ocasionada por el abuso.

  • Una colposcopía es un procedimiento en el que se utiliza un pequeño ámbito con una luz para mirar el interior de la vagina y cérvix de la niña para detectar cualquier lesión.

¿Cómo se trata el abuso sexual? Un niño que ha sido víctima del abuso sexual podría ser internado en un hospital o colocado en un hogar de crianza temporal. Es probable que le ofrezcan servicios especiales para garantizar la seguridad y salud del niño.

  • La consejería podría ayudar a que el niño se sienta menos temeroso, deprimido o ansioso. El médico del niño podría recomendar que el niño consulte con un consejero para ayudarle con sus sentimientos.

  • Los medicamentos podrían ser administrados para reducir el dolor del niño o para prevenir una infección. Los medicamentos también podrían ser administrados si el niño sufre de otras condiciones médicas.

  • Una cirugía podría ser necesaria para tratar las lesiones, como una herida en el área genital.

¿Cuáles son los riesgos del abuso sexual? El niño podría desarrollar serios problemas mentales y de salud si el abuso sexual no es tratado. El abuso sexual podría llevar a lesiones, embarazos no deseados y puede ser un peligro mortal. La conducta del niño podría cambiar y podría desarrollar otros problemas serios. Estos problemas incluyen el uso de alcohol o drogas, depresión y problemas de autoestima, humor, amistades y relaciones. Es posible también que el niño tenga pensamientos de lastimarse a sí mismo o a otras personas.

¿Cómo puedo cuidar a un niño que es víctima de abuso sexual?

  • Permítale al niño descansar si lo necesita. Infórmele al médico si el niño tiene dificultad para dormir.

  • Reporte el abuso sexual. Puede ser difícil reportar el abuso sexual de un niño, pero es sumamente importante. Los médicos pueden ayudar al niño si corre el riesgo de ser, o si actualmente es víctima de abuso sexual. La ley requiere que los médicos reporten el abuso sexual. Es posible que el niño tenga que salir del hogar donde vive y sea colocado en un hogar de crianza temporal para protegerle del abuso.

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico del niño?

  • Si el niño se encuentra triste o deprimido la mayoría del tiempo, o temeroso de otras personas.

  • Si el niño tiene nuevos signos y síntomas desde su última cita médica.

  • Si usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado del niño.

¿Cuándo necesito conseguir atención médica inmediata o llamar al 911?

  • Si el niño siente que no puede afrontar con el abuso o la recuperación de este.

  • Si el niño presenta sangre o una aroma desagradable proveniente de su área genital.

  • Si el niño tiene problemas para dormir, orinar o realizar una evacuación intestinal.

  • Si el niño tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho o un latido cardíaco acelerado.

  • Si el niño tiene deseos de lastimarse a sí mismo o a otra persona.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.