Skip to main content
Está aquí: En Español > Temas de salud    
 

English version 


Dieta saludable para niños de 1 a 11 años de edad

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es una dieta saludable para los niños de 1 a 11 años de edad? Un plan de alimentación saludable incluye suficientes nutrientes para que los niños crezcan bien y estén saludables. La cantidad de nutrientes que el niño necesite dependerá de su edad y nivel de actividad física. Un plan de alimentación saludable limita la cantidad de alimentos no saludables y con un alto contenido de grasa y azúcar que ingiere el niño. Esto contribuye a que el niño mantenga un peso saludable y a evitar que tenga ciertos problemas de salud más adelante en su vida. Algunos de estos problemas de salud son la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol alto.

¿Qué alimentos debería evitar darle al niño?

  • Los alimentos con un alto contenido de grasa y azúcar no tienen los nutrientes necesarios para que el niño esté sano. Algunos de estos alimentos son los refrigerios (papitas fritas, caramelos y otros dulces), jugos, bebidas de frutas y gaseosas. Si el niño consume estos alimentos a lo largo del día, es posible que ingiera menos alimentos saludables a la hora de las comidas. Si el niño consume refrigerios y bebidas entre las comidas, es posible que aumente demasiado de peso. También podría venirle anemia (bajo nivel de hierro en la sangre). La anemia puede afectar el crecimiento y la capacidad de aprendizaje del niño.

  • Los alimentos que pueden hacer que el niño se atore, como los perritos calientes, verduras crudas, caramelos duros y nueces. Estos alimentos pueden hacer que los niños menores de 5 años se atoren. Los niños pequeños que todavía no tienen todos los dientes no pueden masticar y tragar estos alimentos con facilidad.

¿Cuáles son algunas de las pautas que debo seguir para alimentar a un niño de 1 a 6 años de edad?

  • Los niños de 1 y 2 años de edad aún están aprendiendo a comer. Es posible que la comida se caiga al suelo o sobre la ropa del niño en lugar de terminar en su boca. Tenga paciencia y permita que el niño aprenda a usar una cuchara para alimentarse solito. No le dé un tenedor o un cuchillo hasta que sea capaz de usarlos sin hacerse daño.

  • Dé leche entera al niño hasta que tenga 2 años de edad. Su cuerpo necesita la grasa adicional que tiene la leche entera como ayuda para crecer. Después de que cumpla 2 años puede tomar leche descremada o baja en grasa (como la leche con 1 o 2% de gordura).

  • Ofrezca al niño una variedad de alimentos saludables de todos los grupos alimenticios. No es necesario contar las calorías, hacer que el niño pare de comer o decirle que coma un poco más. La mayoría de los niños saben qué cantidad de comida necesita su cuerpo cada vez que comen. Permita que el niño decida cuánta comida desea ingerir. Ofrézcale porciones pequeñas y déle otra porción si el niño pide más comida.

  • No obligue al niño a probar nuevos alimentos si él no lo desea. Vuelva a ofrecerle esos alimentos después de unos días y permita que el niño decida si los quiere comer. Los niños necesitan ver un nuevo alimento entre 8 y 10 veces antes de sentir deseos de comerlo.

  • Los niños pequeños pueden ser muy quisquillosos con la comida. Es posible que al niño le agrade un alimento un día pero decida que ya no le gusta el día siguiente. Puede que coma solamente 1 o 2 alimentos durante una semana o más. Es posible que no le agraden los alimentos cuando están combinados. Estos hábitos alimenticios son normales. Ofrézcale 2 o 3 alimentos diferentes a la hora de cada comida.

¿Cuáles son algunas de las pautas que debo seguir para alimentar a un niño de 6 a 11 años de edad?

  • Proporcione alimentos saludables con un bajo contenido de grasa para que el niño coma en el hogar. Algunos de estos alimentos son las carnes magras, frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa. Si el niño come alimentos con un alto contenido de grasa en forma regular, es posible que se acostumbre a comer estos alimentos a medida que va creciendo. Evite tener alimentos con un alto contenido de grasa en su hogar. Algunos de estos alimentos son las frituras, papitas fritas y muchas otras meriendas. Una dieta rica en grasa puede hacer que los niños se excedan de peso y presenten otros problemas de salud cuando lleguen a la edad adulta.

  • Enseñe al niño a elegir comidas saludables en la escuela. Un almuerzo escolar saludable puede incluir un sándwich con una fuente de proteínas como una carne magra, queso o mantequilla de cacahuate. También puede incluir una fruta, verdura y leche. Si lleva su propio almuerzo a la escuela, debería mantenerlo frío para que no se eche a perder.

¿Cuáles son algunas de las pautas que debo seguir para alimentar a los niños de todas las edades?

  • Ofrezca al niño comidas y refrigerios en forma regular y permita que él decida cuánto desea comer. Es posible que el niño tenga mucha hambre algunos días y que tenga menos deseos de comer otros días. Puede que sienta más deseos de comer los días que realiza más actividad. Puede también que coma más cuando está dando un estirón en su crecimiento.

  • Haga que las comidas y refrigerios sean un momento ameno para el niño. Apague el televisor y haga que el niño se siente a la mesa para comer. Es buena idea sentarse a compartir las comidas y refrigerios con el niño. A los niños les gusta comer el mismo tipo de comida que comen sus padres. Si el niño ve que usted come alimentos saludables, él también aprenderá a preferir los alimentos saludables.

  • No use la comida como recompensa. Esto enseña al niño a comer por otros motivos que por tener hambre. Use otras cosas como premio, como calcomanías, un juguete o una actividad especial.

¿Qué alimentos debo darle al niño? La cantidad de porciones que el niño necesita de cada grupo alimenticio dependerá de su edad y nivel de actividad. Pregunte a su dietista cuántas porciones necesita el niño.

  • Frutas y verduras: La mitad del plato del niño debe contener frutas y verduras.

    • Frutas: Ofrezca fruta fresca, enlatada o seca en lugar de jugo de fruta siempre que sea posible.

      • 1 vaso de jugo de fruta

      • 1 taza de fruta en rodajas, cubos, cocida o enlatada

      • 1 durazno, naranja o plátano grande

      • ½ taza de fruta seca

    • Verduras: Ofrezca más verduras de color verde oscuro, rojo o anaranjado. Algunas verduras de color verde oscuro son el brócoli, la espinaca, lechuga romana y col berza. Algunas verduras de color anaranjado y rojo son las zanahorias, batatas, calabaza y pimientos morrones rojos.

      • 1 taza de verduras cocidas o crudas

      • 1 taza de jugo de verdura

      • 2 tazas de verduras de hoja crudas

  • Granos: La mitad de los granos que el niño come a diario deben ser granos integrales.

    • Granos integrales:

      • ½ taza de arroz integral cocido o avena cocida

      • 1 taza de cereal seco de grano integral

      • 1 trozo de pan 100% de harina integral o de centeno

    • Otros granos:

      • ½ taza de arroz blanco cocido o pasta

      • ½ muffin inglés

      • 1 tortilla pequeña de harina de trigo o de maíz

      • 1 rosca de pan pequeña

  • Productos lácteos: Ofrezca productos lácteos sin grasa o con un bajo contenido de grasa.

    • 1½ onza de queso duro (mozzarella, suizo, cheddar)

    • 1 taza (8 onzas) de leche o yogur sin grasa o con bajo contenido de grasa

    • 1 taza de yogur congelado con bajo contenido de grasa o pudín

  • Carnes y otras fuentes de proteína: Ofrezca carnes magras y de ave. Ase al horno o a la parrilla, o hierva las carnes en lugar de freírlas. Incluya una variedad de mariscos en lugar de carne de res y de ave por semana. Ofrezca una variedad de alimentos que son fuentes de proteína.

    • 1 huevo

    • ¼ taza de frijoles secos cocidos, chícharos o lentejas (1 onza)

    • 1 pechuga pequeña de pollo o 1 bistec pequeño (aproximadamente 3 onzas)

    • 1 hamburguesa magra pequeña (2 o 3 onzas)

  • Grasas: Limite la cantidad de grasas saturadas, trans y colesterol. Estas grasas no saludables se encuentran en la manteca, la mantequilla, la margarina en barra y la grasa animal. Ofrezca las siguientes grasas saludables (grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas) .

    • 1 cucharada de aceite de colza, oliva, maíz, girasol o soya

    • 1 cucharada de margarina blanda

    • 1 cucharadita de mayonesa

    • 2 cucharadas de aliño para ensaladas

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.