Skip to main content
Home > En Español > Guía de salud > Temas de salud

English version 


Hernia umbilical

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es una hernia umbilical? Una hernia umbilical es un abultamiento a través de los músculos abdominales en el área del ombligo. La hernia podría contener tejido del abdomen, parte de un órgano (como el intestino) o líquido.

¿Qué aumenta el riesgo de una hernia umbilical? Las hernias umbilicales se deben usualmente a un hueco o a un área débil en los músculos de la pared abdominal. Esto puede ocurrir a cualquier edad. Las hernias umbilicales son más frecuentes en las mujeres que en los hombres. Usted podría ser más propenso a desarrollar una hernia umbilical si otros miembros de su familia la tienen. Usted podría también tener un riesgo mayor si tiene cualquiera de lo siguiente:

  • Sobrepeso

  • Ascitis, que es presencia de líquido en el abdomen

  • Un tumor grande en el abdomen

  • Un embarazo actual o del pasado

  • Trabajo de parto muy prolongado en el alumbramiento de su bebé

¿Cuáles son los signos y síntomas de una hernia umbilical?

  • El signo más común es el abultamiento o inflamación en el área del ombligo. Usted podría ver el bulto o sentirlo al presionar suavemente sobre el ombligo.

  • El abultamiento podría agrandarse cuando usted se inclina, tose o se esfuerza al tener una evacuación intestinal. El abultamiento podría hacerse mas pequeño y doler menos cuando usted se acuesta.

  • Usted podría tener dolor o ardor en el abdomen. El dolor podría empeorar al toser, estornudar, levantar algún objeto o estar de pie por largo tiempo.

  • La piel que está sobre el abultamiento podría estar inflamada y rojiza, gris o azul.

¿Cómo se diagnostica una hernia umbilical? Es usual que su médico encuentre la hernia durante un examen físico. Su médico podría revisar y determinar si la hernia puede ser reducida (empujarla suavemente para regresarla al abdomen). Es posible que usted necesite exámenes, como radiografías o un ultrasonido en el abdomen. Estos exámenes ayudarán a los médicos a decidir la forma de tratar la hernia.

¿Cómo se trata una hernia umbilical?

  • Cirugía: La mayoría de los adultos que tienen hernias umbilicales necesitarán cirugía para repararlas. Siempre que sienta un nuevo dolor o sienta que éste empeora en el área de la hernia, informe a su médico. Es posible que usted necesite una cirugía de emergencia si una vuelta del intestino queda atrapada en la hernia.

  • Iboprufeno o acetaminofeno: Estos medicamentos disminuyen el dolor. Están disponibles sin receta médica. Pregunte al médico cuál medicamento es el adecuado para usted. Pregunte cuánto debe tomar y qué tan seguido. Siga las instrucciones. Estos medicamentos pueden provocar sangrado estomacal si no son usados correctamente. El iboprufeno puede provocar daño al riñón. No tome iboprufeno si usted tiene una enfermedad renal, una úlcera o alergias a la aspirina. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado. No ingiera alcohol si usted está tomado acetaminofeno.

¿Cuáles son los riesgos de una hernia umbilical? Si usted no recibe tratamiento para la hernia, los siguientes problemas graves podrían ocurrir:

  • Hernia encarcelada: Una hernia encarcelada es aquella que el médico no puede empujar para regresarla al abdomen. El tejido queda aprisionado o atrapado provocando problemas graves. Las hernias umbilicales están en alto riesgo de encarcelación . Si esto sucede, los intestinos podrían obstruirse. Usted podría presentar un dolor abdominal muy intenso. También puede presentar náuseas o vómito.

  • Hernia estrangulada: Una vuelta del intestino podría quedar apretada o estrangulada. Esto significa que el suministro de sangre hacia el área del intestino disminuye o se detiene. Si esto sucede, usted podría sentir un dolor abdominal muy intenso. Otros signos incluyen náuseas, vómito o fiebre. Usted podría presentar estreñimiento o sangre en las evacuaciones intestinales. Si sus intestinos se obstruyen, es posible que usted no pueda expulsar los gases ni realizar una evacuación intestinal. Si la hernia estrangulada no se trata inmediatamente, la parte atrapada podría morir. Esto se conoce como gangrena y puede poner en peligro su vida.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico? Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene náusea o vómito.

  • No puede empujar suavemente la hernia de regreso al abdomen.

  • Está estreñido o tiene sangre en las evacuaciones intestinales.

  • La hernia se está agrandando.

  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar atención inmediata? Busque atención inmediata o llame al 911 si:

  • Tiene fiebre.

  • La hernia está atrapada afuera del abdomen y tiene dolor, inflamación o se siente dura.

  • Usted cesa completamente de tener evacuaciones intestinales y deja de pasar gas.

  • El dolor intestinal es intenso o empeora.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.