Skip to main content
Está aquí: En Español > Temas de salud    
 

English version 


Ejercicios activos en el arco de movimiento

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué son los ejercicios activos en el arco de movimiento? Los ejercicios en el arco de movimiento son conocidos por las siglas inglesas "ROM". Estos ejercicios sirven para que sus músculos y articulaciones se mantengan tan saludables como sea posible y se dividen en activos y pasivos. Los ejercicios activos son los que la persona hace por sí misma y los activos con asistencia se hacen entre la persona y un ayudante. Los pasivos son hechos por un ayudante cuando la persona es incapaz de hacerlos por sí misma. No se ejercite sin consultar antes con su médico. Entre ambos, pueden decidir el mejor programa de ejercicios para usted.

¿Por qué es importante hacer los ejercicios en el arco de movimiento?

  • Cuando usted se ha enfermado o lesionado, los ejercicios en el arco del movimiento son muy importantes. También son importantes cuando usted debe permanecer en cama o en una silla de ruedas. Los ejercicios activos (que usted hace) le ayudan a mantener sus músculos tan fuertes como sea posible. También sirven para que sus articulaciones se mantengan flexibles. La flexibilidad de sus articulaciones quiere decir que usted puede moverlas y doblarlas en la forma adecuada. Los ejercicios en el arco de movimiento ayudan a mantener el flujo de la sangre hacia el área que se está ejercitando. Esto puede servir para prevenir la formación de coágulos de sangre.

  • Su cuerpo necesita ejercitarse en forma natural para mantenerse bien. Cuando usted se ejercita regularmente, su corazón impulsa (bombea) la sangre con más fuerza y facilidad. Además, usted respira con mayor rapidez y frecuencia cuando se ejercita. Esto evita las infecciones que se presentan cuando usted no respira profundamente ni tose con fuerza. Cuando su corazón y pulmones trabajan fuertemente, más sangre llega a su piel, músculos y huesos. El aumento del flujo sanguíneo permite llevar más sangre y otros beneficios a sus tejidos corporales y órganos. Los ejercicios, como caminar y otros ejercicios, ayudan a regularizar sus evacuaciones intestinales y urinarias. El ejercicio le hace sentir mejor, más relajado y feliz.

¿Cómo comienzo?

  • Aprendizaje de los ejercicios: Aprenda a hacer los ejercicios activos en el arco de movimiento siguiendo la ayuda e indicaciones del médico o paramédico. Esto es para asegurar que usted está practicando los ejercicios en la forma correcta. El médico y el paramédico también le enseñan la forma más fácil de hacer sus ejercicios para que usted no se lastime.

  • Cuidado al hacer los ejercicios: Haga los ejercicios con suavidad y cuidado. Nunca debe forzar ni estirar demasiado los músculos. Esto puede lesionar el músculo en lugar de mejorarlo.

  • Movimiento de las articulaciones: Mueva sus articulaciones lentamente. Esto es importante si usted presenta espasmos. Los espasmos son movimientos repentinos que ocurren en sus músculos sin usted querer. Mueva la articulación sólo hasta el punto de resistencia. Esto es cuando usted no puede mover más lejos su articulación. Ejerza presión en la articulación hasta que el músculo se relaje.

  • Dolor: Deténgase si siente dolor al hacer alguno de estos ejercicios. Los ejercicios no deben, producir dolor o, forzar el movimiento de la articulación. Si el dolor no desaparece después de terminar los ejercicios, llame a su médico.

  • Horario para los ejercicios: Aparte el tiempo necesario para ejercitarse diariamente. Incluya los ejercicios dentro de sus actividades normales, tales como, mientras mira televisión o durante el baño. Esto ayuda a que el tiempo pase más rápido y le produce un mayor relajamiento. Es posible que usted divida su programa de ejercicios en 2 ó 3 sesiones. Usted puede hacer estas sesiones a diferentes horas del día en lugar de todas a la vez.

  • Seguridad en la cama o silla de ruedas: Cerciórese que las ruedas queden aseguradas, antes de hacer los ejercicios en la cama o en la silla de ruedas.

  • Ayuda: Pida ayuda si piensa que no puede hacer un ejercicio por sí mismo, o piensa que puede sentir mareos o cansancio. Esta ayuda puede prevenir que usted se caiga o lesione mientras hace los ejercicios. La persona ayudante puede servir para asegurar que usted hace los ejercicios en la forma correcta.

  • Indicaciones del médico: Siga las indicaciones del médico o paramédico respecto a las veces que debe hacer los ejercicios durante el día. También siga las indicaciones sobre la cantidad de veces que debe repetir cada ejercicio en sus articulaciones.

  • Descanso: Descanse después de los ejercicios que le producen cansancio. Consuma suficiente agua o líquidos. El médico le dirá la cantidad de líquidos que debe tomar cada día.

¿Cómo se hacen ejercicios activos en el arco de movimiento? Haga los ejercicios en el mismo orden para que sean simples y fáciles de recordar. La forma ordenada de hacer los ejercicios, es comenzar por la cabeza e ir bajando hasta los dedos de los pies. Una buena postura (posición) le ayuda a respirar mejor durante los ejercicios. También le ayuda a fortalecer los músculos de su espalda, abdomen y cuello. Siéntese o párese lo mas derecho posible. Mantenga los músculos de su abdomen tensos y coloque sus caderas en línea recta con sus hombros. Regrese siempre a su posición original después de que termine cada ejercicio.

Ejercicios para la cabeza y el cuello: Posición inicial: Usted puede sentarse o pararse, mirando hacia el frente, con los hombros derechos y relajados.

  • Barbilla y pecho: Con suavidad lleve su barbilla hasta el pecho o lo más cerca posible. Levante su barbilla hasta la posición inicial.

  • Movimientos de cabeza: Gire su cabeza hacia la derecha como si fuera a mirar sobre el hombro derecho. Con suavidad, gire su barbilla hasta tocar su hombro derecho o lo más cerca posible. No levante su hombro hacia su barbilla. Regrese a la posición inicial mirando hacia el frente de nuevo. Luego, haga lo mismo hacia el lado izquierdo.

  • Inclinaciones de cabeza: Incline su cabeza hacia el lado acercando su oreja hacia el hombro derecho. Luego regrese su cabeza lentamente como si fuera a tocar su hombro izquierdo con su oreja izquierda. Doble su cabeza hacia atrás, lo más posible, como si fuera a mirar hacia el techo.

Ejercicios para hombros y codos: Posición inicial: Usted puede sentarse con sus brazos a los lados, las palmas de las manos hacia el cuerpo. Si tiene que sentarse en una silla para hacer los ejercicios, es mejor que la silla no tenga brazos.

  • Movimientos verticales de los hombros: Estos movimientos son de arriba a abajo. Levante su brazo derecho hacia delante y hacia arriba de su cabeza lo máximo posible. Trate de levantarlo de manera que la parte interna del brazo toque su oreja. Baje su brazo y páselo hacia la parte trasera de su cuerpo, lo máximo posible. Regrese su brazo a la posición inicial.

  • Movimientos laterales de los hombros: Estos movimientos son de un lado a otro. Levante su brazo derecho hacia el lado y hacia arriba de su cabeza lo máximo posible. Baje su brazo y páselo hacia la parte frontal de su cuerpo en la dirección de su hombro izquierdo. Regrese su brazo a la posición inicial.

  • Rotación del hombro: Levante sus hombros hacia arriba en la dirección de sus orejas como si fuera a encogerlos. Déjelos caer hacia abajo hasta relajarlos. Lleve sus hombros hacia atrás y haga un círculo con suavidad. Luego, mueva sus hombros en reversa, hacia arriba, hacia abajo, hacia arriba y en círculo.

  • Dobleces del codo: Con la palma de su mano mirando hacia el frente, doble su codo derecho. Lleve las yemas de sus dedos hasta la parte superior del hombro o lo más cerca posible. Regrese su brazo derecho a la posición inicial.

Repita los ejercicios anteriores con su brazo izquierdo.

Ejercicios para el antebrazo: Posición inicial: El antebrazo es la parte de su brazo, que se encuentra, entre la muñeca y el codo. Para hacer este ejercicio siéntese con sus brazos colgando a los lados. Descanse su antebrazo derecho sobre su muslo derecho (su regazo)o sobre una superficie plana como una mesa.

  • Palma arriba y abajo: Ponga la palma de su mano hacia abajo. Gire la palma hacia arriba en la dirección del techo. Gire la palma de nuevo la palma de su mano hacia abajo.

Repita los ejercicios anteriores con su otro brazo.

Ejercicios para la muñeca: Posición inicial: Haga este ejercicio en posición sentada. Doble su codo derecho y descánselo sobre una superficie plana como una mesa. Tenga la seguridad de que su muñeca quede colgando sobre borde de la mesa.

  • Flexiones de la muñeca: Doble su mano hacia atrás en la dirección de la muñeca de manera que sus dedos apunten al techo. Doble su mano hacia abajo de manera que sus dedos apunten hacia el piso.

  • Rotación de la muñeca: Mueva su mano de un lado a otro. Haga rotaciones suaves con su mano simulando círculos.

Repita los ejercicios anteriores con su otro brazo.

Ejercicios para la mano y los dedos: Posición inicial: Haga este ejercicio en posición sentada o de pies con su mano al frente suyo.

  • Flexiones de los dedos: Empuñe la mano con fuerza. Luego abra su mano y relájela.

  • Estiramiento de los dedos: Abra su mano y estire los dedos lo más aparte posible. Junte de nuevo sus dedos.

  • Toques de los dedos: Haga este ejercicio tocando la yema del dedo gordo con los otros dedos, uno por uno.

  • Toques de la palma de la mano: Descanse su dedo gordo de manera que quede a lo ancho (cruzando) de la palma de su mano. Muévalo hacia el lado de nuevo.

Repita los ejercicios anteriores con su otra mano y los dedos.

Ejercicios para la cadera y rodilla: Posición inicial: Acuéstese en la cama en posición plana con sus piernas derechas. Haga los ejercicios de la cadera siguiendo exactamente las instrucciones del médico si usted ha tenido una lesión o cirugía de cadera.

  • Movimientos de cadera y rodilla: Con los dedos derechos (apuntando), lentamente doble su rodilla derecha lo más cerca que pueda hacia su pecho. Regrese su pierna a la posición plana sobre la cama.

  • Levantamiento de la pierna: Levante su pierna derecha de manera que su pie quede a una distancia entre 6 a 12 pulgadas de la cama. Sostenga la pierna en el aire. Regrese su pierna a la cama.

  • Movimientos laterales de la pierna: Mueva su pie de manera que los dedos queden apuntando al techo. Mueva su pierna derecha hacia el lado lo que más pueda. Regrese su pierna hacia el centro de nuevo.

  • Rotaciones de la pierna: Con su pierna plana sobre la cama, ruede la pierna hacia la mitad de la cama de manera que el dedo gordo toque la cama. Ruede la pierna hacia afuera tratando de que el dedo chiquito toque la cama.

  • Rotaciones de la rodilla: Mueva su rodilla derecha de manera que la planta del pie quede sobre la cama. Ruede su pierna hacia adentro lo que más pueda. Trate de tocar la cama con el dedo gordo. Regrese a la posición inicial.

Repita los ejercicios anteriores con su otra pierna.

Ejercicios para el tobillo y pie: Posición inicial: Haga este ejercicio en posición sentada con los pies planos sobre el piso.

  • Movimientos de tobillo: Dejando los dedos sobre el piso, eleve el talón lo más alto que pueda. Baje el talón y relájelo. Deje el talón sobre el piso y trate de levantar los dedos del pie lo que más pueda.

  • Rotación de tobillo: Levante un poco el pie del piso y ruédelo en círculos.

  • Flexiones de los dedos: Encoja sus dedos hacia abajo en la dirección de la planta del pie. Enderece los dedos. Dóblelos hacia arriba en la dirección del techo y luego enderécelos.

  • Separación de los dedos: Separe los dedos y luego únalos de nuevo.

Repita los ejercicios anteriores con su otro pie.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of the Blausen Databases or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.


References and sources