Skip to main content

Methsuximide (Por la boca)

Methsuximide (Por la boca)

Se usa para tratar los ataques de ausencia breves (también llamados ataques de petit mal) después de haber intentado otros medicamentos que no pueden controlar las convulsiones. Este medicamento es un anticonvulsivo.

Marca(s):

Celontin Kapseals

Existen muchas otras marcas de este medicamento.

Este medicamento no debe ser usado cuando:

No use este medicamento si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a la metsuximida o medicamentos similares como la etosuximida (Zarontin®).

Forma de usar este medicamento:

Cápsula

  • Tómese su medicamento según sus indicaciones. Puede ser necesario cambiar su dosis varias veces hasta encontrar la dosis más conveniente para usted.
  • Este medicamento se puede usar junto con otros medicamentos para la convulsión. Continué usando todos sus medicamentos para convulsión a menos que su médico le indique que los suspenda.
  • Si usted nota que sus cápsulas no están llenas o el contenido se ha derretido, llame a su farmacéutico inmediatamente. Es posible que el medicamento no funcione adecuadamente y no se debería usar.
  • Este medicamento debe venir con una Guía del medicamento. Solicite una copia con su farmacéutico en caso de no tener la guía.

Si una dosis es olvidada:

  • Si olvida una dosis de su medicamento, tómelo lo más pronto posible. Si es casi hora de su próxima dosis, omita la dosis olvidada y espere hasta su dosis regular. No use medicamento adicional para reponer la dosis olvidada.

Forma de guardar y botar este medicamento:

  • Guarde el medicamento en un recipiente cerrado bajo temperatura ambiental, alejado del calor, la humedad y la luz directa. Este medicamento se derrite con facilidad, por tanto, tenga especial cuidado de no colocarlo en sitios muy calientes, como en el interior de un carro cerrado, camioneta de reparto, o cerca de conductos de vapor.
  • Pregunte a su farmacéutico, médico, o proveedor de salud sobre la mejor forma de botar medicamento expirado o medicamento que ya no necesita.
  • Guarde todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

Medicamentos y alimentos que debe evitar:

Consulte con su médico o farmacéutico antes de usar cualquier medicamento, incluyendo los que compra sin receta médica, las vitaminas y los productos herbales.

  • No olvide informarle a su médico si también esta usando medicamentos para las convulsiones (como fenobarbital, fenitoína, Depakote®, Dilantin®, Keppra?, Luminal®, o Tegretol®).
  • No consuma alcohol mientras esté usando este medicamento.
  • Informe a su médico si usted usa cualquier cosa que le provoca sueño. Algunos ejemplos son medicamentos para alergia o medicamentos narcóticos para el dolor y el alcohol.

Precauciones durante el uso de este medicamento:

  • No olvide informarle a su médico si está amamantando o si tiene una enfermedad en el hígado o el riñón, si tiene un trastorno en la sangre o un trastorno de médula ósea, o un historial de depresión.
  • Es importante que usted informe a su médico si se embaraza mientras esta usando este medicamento. Es posible que su médico pueda querer que usted se una a un registro para pacientes que están tomando medicamentos para convulsión.
  • Informe a su médico inmediatamente si usted o su niño sienten una debilidad inusual, comienzan a sufrir moretones más fácilmente, tienen sangrado en las encías o sangrado por la nariz, le parece que están enfermos más a menudo, tienen fiebre, inflamación en las glándulas, o dolor de garganta que no desaparece. Estos podrían ser signos de un problemas serio con el recuento de sangre en su cuerpo.
  • Informe a su médico si usted o su niño tienen un sarpullido de piel, dolor muscular o de articulación, se siente inusualmente cansado, tiene una fiebre de bajo grado, o tienen dolor de pecho que empeora al toser. Estos podrían ser signos de una condición seria llamada lupus eritematoso sistémico (LES).
  • Llame a su médico inmediatamente si usted o su niño comienzan a tener una tos persistente, pérdida de peso, sudores en la noche, escalofríos, síntomas similares a la gripe como flujo o congestión nasal, dolor de cabeza, visión nublada, o una sensación general de enfermedad. Estos podrían ser signos de una infección.
  • En algunos niños, adolescentes, y adultos jóvenes, este medicamento podría aumentar pensamientos suicidas. Informe a su médico o al médico de su niño inmediatamente si ustedes se comienzan a sentir más deprimidos o tiene pensamientos de hacerse daño propio. Informe a su médico cualquier pensamiento o comportamiento que le molesta a usted o a su niño, especialmente si son nuevos o están empeorando rápidamente. Asegúrese que su médico sepa si usted o su niño están teniendo dificultad para dormir, se enojan fácilmente, tienen un aumento de energía súbito y grande como sentirse nervioso, enojado, inquieto, violento, o asustado. Déjele saber al médico si usted o su niño, o cualquier persona en su familia tiene un trastorno bipolar (maniaco-depresivo) o han intentado cometer suicidio.
  • No suspenda el uso de este medicamento súbitamente. Su médico necesitará disminuir su dosis poco a poco antes de suspender el medicamento por completo.
  • Este medicamento puede hacer que usted sienta mareos o sueño. Evite manejar automóvil, usar maquinaria o hacer alguna otra cosa que pueda ser peligrosa si usted no está alerta.
  • Su médico tendrá que revisar su progreso y los efectos de este medicamento durante sus citas regulares. Cumpla sin falta con todas sus citas médicas. Prueba de sangre y orina podrían ser necesarios para buscar efectos secundarios no deseados.

Efectos secundarios que pueden presentarse durante el uso de este medicamento:

Consulte inmediatamente con el médico si nota cualquiera de estos efectos secundarios:

  • Reacción alérgica: picazón o ronchas, hinchazón en la cara o en las manos, hinchazón o cosquilleo en la boca o garganta, opresión en el pecho, dificultad para respirar
  • Ampollas, peladuras, o sarpullido rojo en la piel.
  • Orina con sangre o nublada.
  • Fiebre, escalofríos, tos, dolor de garganta, y dolores en el cuerpo.
  • Aumento en el número de ataques (convulsiones).
  • Problemas con el balance o para caminar.
  • Enrojecimiento, hinchazón o dolor en las articulaciones.
  • Náuseas, vómito o somnolencia, severos.
  • Úlceras o parches blancos en su boca o garganta.
  • Inflamación alrededor de los ojos.
  • Comportamiento inusual o pensamientos de hacerse daño propio.
  • Sangrados, moretones o debilidad inusuales.
  • Depresión, agresividad, confusión u otros cambios inusuales de comportamiento.

Consulte con el médico si nota los siguientes efectos secundarios menos graves:

  • Visión nublada.
  • Mareos o soñolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Hipo.
  • Pérdida del apetito, o pérdida de peso.
  • Náuseas, vómito, diarrea, estreñimiento o dolor de estómago, moderados.
  • Sarpullido moderado en la piel.
  • Dificultad para dormir.

Consulte con el médico si nota otros efectos secundarios que cree son causados por este medicamento:

Llama a su médico para consejo médico sobre efectos secundarios. Usted puede reportar sus efectos secundarios al FDA al 1-800-FDA-1088.


Last Updated: 11/4/2014
La información aquí suministrada no se debe usar en caso de una emergencia ni para el diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Se debe consultar a un profesional médico con licencia para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento para todas las afecciones. Llame al 911 siempre que se presente una emergencia. Los vínculos a otros sitios tienen únicamente un fin informativo; no constituyen un aval de dichos sitios.
Copyright © 1984- Truven Health Analytics. Todos los derechos son reservados.

Thomson & A.D.A.M